MFVB

Your Past Never Defines Your Future.

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma.

Y uno aprende que el amor no significa acostarse.

Y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender ….

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para planes … y los futuros tienen su forma de caerse por la mitad.

Y después de un tiempo uno aprende que, si es demasiado, hasta el calor del Sol puede quemar.

Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno es realmente fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende … y así cada día.

Con el tiempo aprendes que estar con alguien, porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad.

Con el tiempo te das cuenta de que si estás con una persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

Con el tiempo aprendes que los verdaderos amigos son contados y que quien no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de falsas amistades.

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en momentos de ira siguen hiriendo durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es atributo sólo de almas grandes.

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, es muy probable que la amistad jamás sea igual.

Con el tiempo te das cuenta que aun siendo feliz con tus amigos, lloras por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá multiplicadas las mismas humillaciones o desprecios.

Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el sendero del mañana no existe.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas y forzarlas a que pasen, ocasiona que al final no sean como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás a los que se marcharon.

Con el tiempo aprenderás a perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, pues ante una tumba ya no tiene sentido.

Pero desafortunadamente, sólo con el tiempo.

—Jorge Luis Borges (via lachispaadecuada)

(via makeit-c)

Me encanta verle y reír o sonreír sin razón aparente (cuando la razón es que no puedo creer que estemos ahí, lo feliz que estoy, la suerte de estar a su lado) y siempre se molesta y pregunta “¿de qué tanto te ríes?” temiendo que me esté bofando de algo que ha hecho, y yo realmente espero nunca dejar de hacerlo, sonreír al verle y reír de mi puta suerte.

— Puta suerte, Erika Boté (via makeit-c)

Jamás de ti

makeit-c:

«Jamás me había dolido la cabeza así.» Quizá debí decir “no lo volveré a hacer”, pero sólo diría eso si de algo me arrepintiera y sinceramente sólo me arrepiento de no arrepentirme.

En mis labios aún puedo saborear los suyos. El sabor a cigarrillo que tanto detesto, las heridas que siempre carga,…

Si pudiera vivir nuevamente mi vida, en la próxima trataría de cometer más errores.

No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.

Sería más tonto de lo que he sido, de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.

Sería menos higiénico.
Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos.

Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería más helados y menos habas, tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata y prolíficamente cada minuto de su vida; claro que tuve momentos de alegría.

Pero si pudiera volver atrás trataría de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna parte sin un termómetro, una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas; si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir
comenzaría a andar descalzo a principios de la primavera
y seguiría descalzo hasta concluir el otoño.

Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres,
y jugaría con más niños, si tuviera otra vez vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años…
y sé que me estoy muriendo.

- Gabriel García Marquez

—(via emeportresa)

(via makeit-c)

"A veces es divertido hacer algo estúpido." Juraría que lo dijiste una de esas noches mientras bromeábamos con amigas y amigos después de unas cuantas cervezas.
Entonces… Hazlo, ámame aunque sea algo estúpido. Olvídate de las estadísticas, de lo poco probable de que esto funcione, romperemos las leyes de la física, si subimos no tenemos porqué bajar. Olvídate de la sociedad, de qué es correcto y qué no, al final la idea es hacer algo estúpido, ¿no?
Haz algo estúpido, ámame.

— Algo estúpido, Erika Boté (via makeit-c)

Mi silencio, mi condena.

makeit-c:

Tomé su mano, me arriesgué a que descubriera que en mí existía un terrible sentimiento de pertenencia. No lo sabía, pero yo ya le pertenecía.

̶ Aquí estoy, no pasará nada. Si algo bueno tiene que pasar, pasará y si algo malo tiene que suceder lo superaremos. ̶ Le dije. Me incluí en sus planes…

Estas ganas de tenerte me están matando.

— Confesiones nocturnas, Erika Boté (via makeit-c)